jueves, 16 de marzo de 2017

LA DOBLE VIDA DE ESTELA CARRILLO UN ÉXITO Por Ricardo Vázquez Flores


LA DOBLE VIDA DE ESTELA CARRILLO (La abreviaremos así: "LDVEC" para no cansar la lectura) salió al aire en México en tiempos de Donald Trump (febrero 2017) y tal parece que coincidió con el "nuevo drama" que viven los indocumentados en Estados Unidos, el cual, al muy estilo de los melodramas de las televisoras latinas, conforme corre el tiempo, empieza a hacerse más horrible de lo que ya era.

Desde el 20 de enero del año 2017 (con el nuevo presidente de los Estados Unidos) el miedo, el suspenso y la incertidumbre ahora son sentimientos que vivimos todos en el mundo entero, dentro y fuera de la pantalla chica; porque estas emociones no solo se incrementan para los mexicanos, sino también para millones de inmigrantes de todas las nacionalidades que ingresaron a la Unión Americana sin papeles.


Es por eso que poner al aire LDVEC fue un acierto para el auditorio del Canal Estrellas, porque ya no vemos el drama de la indígena que sale de su pueblo para ir a la Ciudad de México a buscar trabajo de sirvienta; ahora observamos una historia "diferente", miramos a "la mamá luchona", "entrona" que quiere a toda costa "sacar a su hija adelante" (aquí sí aplica repetir esta frase muy clicheada).

En esta producción a cargo de Rosy Ocampo, quien hiciera el éxito "La Fea más Bella"(2006) es un drama que solo el cine nos había mostrado; los peligros que pasan los mexicanos al cruzar la frontera México-Estados Unidos, como en la cinta "Desierto"( Jonas Cuarón, 2016)


En LDVEC no vemos excesos en la pantalla, no se "engolosinaron" con las escenas de sexo, drogas, asesinatos, violencia como en otras producciones como: 

"El Señor de los Cielos", "La Reina del Sur", "El Cartel de los Sapos" y demás Narco-Series o Narco-Novelas, sí, la telenovela de Televisa parece una Narco-Novela, pero no es así, esta va más allá.


La Doble Vida de Estela Carrillo es la historia de una dulce mujer que primero sufrió la trata de personas, luego la migración ilícita de su pueblo a Estados Unidos, después la humillación y el abuso de poder de las autoridades migratorias y por último la extorsión de narcotraficantes.

Todos los ingredientes arriba mencionados hacen una telenovela que fluye en su historia y entretiene en capítulos de 43 minutos.


Esta historia es aspiracional, porque nos identificamos "con lo buena onda" de Laura Oviedo, una excelente Ariadne Díaz, que está más hermosa que nunca, y que hace creernos que su dulzura radica en su mirada y en su sonrisa.

Desde telenovelas como El Hogar que yo Robé o La Usurpadora; a las personas les encanta ver que el personaje principal tiene una doble vida o, valga la redundancia; "vive una vida que no le corresponde".


Vemos a Ariadne Díaz como Laura Oviedo hacerse pasar por Estela Carrillo y en el fondo, nosotros apoyamos que se haya "comprado una identidad falsa". En el fondo deseamos que le vaya bien (al personaje de Estela) que encuentre un buen hombre, una buena casa, un buen trabajo y que sea feliz a lado de su hija.

Tamién disfrutamos que la pareja principal; Estela (Ariadne Díaz) y Ryan (David Zepeda) se peleen y se reconcilien y se vuelvan a pelear. Son de esas relaciones que se sufren pero que se disfrutan porque se saborea hasta las discusiones. 


A Díaz y a Zepeda sí que les estamos creyendo su romance en la pantalla.

Se dijo que el argentino Horacio Pancheri sería quien personificara al personaje de Ryan pero que al final la productora Rosy Ocampo decidió por David Zepeda; ¡Qué buena decisión de Ocampo de poner a Zepeda porque, además de que enseña cuerpazo (Maxine Woodside dixit), se le ve una facha de macho mexicano, algo que el argentino no hubiera logrado.


Como en todas las telenovelas; ya sean de Televisa, Telemundo, Univisión o TV Azteca, "la carne fresca" nos da unos puntos más de rating.

En La Doble vida de Estela Carrillo, David Zepeda sin camisa; África Zavala, (Morgana) con escotes y minifaldas; Danilo Carrera (Danilo Cabrera en la telenovela), en boxer. Reconocemos que las escenas donde "se enseña" no han sido demasiadas como en otras producciones que por todo enseñan a los actores en calzones.

LO MALO

Ya dijimos que la historia fluye muy bien, pero en ocasiones se cae en lo absurdo. Existen escenas muy como cuando el personaje de Danilo intercambia una pistola de juguete por una real en la utilería de una locación al filmar un video y con un pretexto absurdo hace que un cantante la tome y dispare.

También vemos personajes muy estereotipados como el de los narcotraficantes, los "gringos muy güeros" y los mexicanos muy morenos, como el tinte negro que le tuvieron que poner a la actriz Vanesa Bauche.


Por último sólo quiero reconocer al ecuatoriano Danilo Carrera quien interpreta a un personaje denominado Danilo Cabrera; hay que darle nuestro reconocimiento al joven actor, ya que nos sorprendió que siendo ecuatoriano haya captado muy bien el acento norteño de los cantantes de música regional mexicana. E inclusive, sí le creemos que sea un pendejo, pero de esos que "caen bien" ¿O que no?

Este es el resultado de "echarle todos los buenos ingredientes al pastel". 

Por todo lo arriba mencionado La Doble Vida de Estela Carrillo llegó a refrescarnos la pantalla chica con una historia que hoy más que nunca está de moda en México y en Estados Unidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada