sábado, 10 de diciembre de 2016

¿POR QUÉ SI YA TENEMOS EDUCACIÓN SEXUAL SIGUEN AUMENTANDO LAS ADOLESCENTES EMBARAZADAS? Por Gianfranco Fuscaldo


Para combatir el problema de tener en un país adolescentes embarazadas además de dar la educación sexual desde las escuelas, desde las familias tendríamos que darles amor; Así, tendrán la seguridad de que alguien les ama incondicionalmente (como debe ser el núcleo familiar) pero particularmente para que tengan autoestima y no se entreguen tan fácilmente a las sensaciones (buenas, claro)del amor. 

Una persona con autoestma tendrá metas en la vida.

Pero ojo, se vale también decir: 

"Quiero ser mamá", "quiero tener a mi marido", "quiero formar una familia y ser ama de casa; esperar a mi esposo todas las noches y hacerle de comer"

 ¿Pues que no las niñas disfrutan jugar a la casita?

Así que tampoco nos escandalicemos si lo único que aspiran las muchachas es "al amor".

Desgraciadamente los medios de comunicación nos han cercado. Estamos rodeados de "Amor barato":

Vean los videos en el canal Bandamax,las telenovelas, las películas, las canciones y ahora las NARCO-NOVELAS.

Todo lo anterior "bombardea" desde la niñez a nuestros hijos, mostrándoles una idea falsa de la realidad y de las relaciones sociales.


No es simplemente tener conocimientos en sexualidad, hace falta que una mujer decida "si le da su vida a una pareja" o decide esperar a vivir la etapa de la soltería, pero repito, se vale gozar el amor.

Si desde la familia SE LES DA AMOR A LAS HIJAS (sobretodo por parte de los padres hombres) se inculcará, autoestima y seguridad y además se sembrará amor y no tendrán las hijas un VACÍO EMOCIONAL, que está comprobado que los hijos sean hombres o mujeres buscan "llenar" en la etapa de la adultez.

No es la solución al 100%, pero se quiere que se vea desde este enfoque, en donde la niña desde una edad muy temprana se siente querida y relacionada con su género opuesto y su "imagen de autoridad masculina".

Así que, como dice la canción del canta-autor "El Haragán":

"Padres, quieran a sus hijos"

Y acompáñenlos (as) en todas las etapas de la vida, donde necesitarán ser escuchados, y (no sermoneados)pero siempre advirtíendoles que si les dan rienda suelta a sus impulsos, esas acciones tendrán consecuencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario