martes, 28 de enero de 2014

Las 2 de Solalinde a principios del año. por Fernando Martínez

Empezó el 2014 y en menos de una semana el padre Alejandro Solalinde (1),  ha hecho declaraciones polémicas al respecto de la vida social y política de este país.

La más controversial (a mi parecer) fue criticar al PRD, en su cara y en su propia casa:

"Traidor a la patria", "CORRUPTO", "que se aPRIanizó". Dijo Solalinde a la vista impotente de Dolores Padierna y del líder nacional de ese partido Jesus Zambrano. 
¡Y todavía le aplaudieron! (jajajaja) 

Lo más probable es que los perredistas fueron diplomáticos con el sacerdote porque nadie dijo nada, sólo Jesús Zambrano en plena entrevista de banqueta mostró su disgusto, pero nunca enfrentó a Solalinde. (También se valía contestarle. ¡Qué cobarde Zambrano!)    


La número 2 

Hace unos días el padre Alejandro Solalinde afirmó que el gobierno local de Michoacán y el de Enrique Peña Nieto "son gobiernos que se convirtieron en empleados de las trasnacionales"

Solalinde siguió describiendo, según él, la problemática en ese estado y se fue con todo:

"Michoacán es una vergüenza, pero también es una llamada de atención porque si la gente ve que no la defienden van a empezar a aumentar esas articulación en red de las autodefensas"

La declaración que nos hizo ponernos de pie fue la siguiente, se las dejo deseando que Diosito nos mande muchos Solalindes a esta tierra Azteca, ya que con un sólo padre Maciel tuvimos para agachar la cara en México y en todo el mundo:

"Si el gobierno es un gobierno fallido, que no nos protege la Constitución misma nos dice que podemos armarnos(...) Yo opto por la paz, pero respeto mucho cuando estos gobiernos corruptos hartan a la gente y la gente toma otros caminos, eso ha sido siempre nuestra guerra de independencia, muchas personas del clero estuvieron luchando por la libertad del pueblo, hoy estaríamos hablando de lo mismo porque son extranjeros finalmente los patrones de las personas que nos gobiernan" 





(1) El padre Alejandro Solalinde Guerra (Texcoco, Estado de México, 19 de marzo 1945). Es un sacerdote católico mexicano defensor de los derechos humanos de los migrantes, coordinador de la Pastoral de Movilidad Humana Pacífico Sur del Episcopado Mexicano y director del albergue “Hermanos en el Camino”en el estado de Oaxaca que proporciona asistencia humanitaria e integral además de orientación a los migrantes de Centro y Sudamérica, en su paso a Estados Unidos de Norteamérica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada