miércoles, 26 de septiembre de 2012

LOS ÚLTIMOS CRISTEROS Por Carlos Bernal Romero

Para el  Maestro  Jean  André  Joseph   Meyer  Barth
El  historiador  que  más  sabe  sobre  la  Guerra Cristera  en  México

¡Viva Cristo Rey!
Judas

A fines de los años treinta, en las montañas áridas de México, un coronel cristero y sus últimos hombres, se resisten a dejar las armas. 

Son perseguidos por el gobierno, y para enfrentarlos necesitan municiones; sin embargo, el apoyo no llega y la vida en la sierra es cada vez más difícil. La guerra está acabando. 

En su penitencia los hombres van sintiendo abandono, enfermedad y soledad. Son de los últimos que quedan. Aunque el indulto sea una opción, su compromiso con Dios está hecho.  (1)

Los últimos cristeros  (Matías Meyer N.  2011)  es  una  regular  película  mexicana  que  aborda  la  Guerra Cristera,  de una forma  demasiado  intimista.

Con  un  mínimo de  diálogosescenastomas  y  secuencias  de  más  de  cinco  minutos  donde  no  pasa  absolutamente  nada,  esta  cinta  hubiera  quedado  mejor  como  documental.

Porque  a  pesar  de  tratarse  de  un  tema  por  demás  interesante  y  de  comenzar  el  filme  de  las  sanciones  impuestas en  1926  por  el  Presidente  Plutarco Elías Calles,  para  los que  ejercieran  y  practicaran  la  religión  Católica,  el  desarrollo  se  vuelve  muy  lento  y  a  veces  confuso,  para  una  persona  poco  enterada  o  que  lo  desconoce  por  completo.

Es  más  para  alguien  interesado  en  esta  guerra  olvidada,  resultan  confusos  los  datos  que  explican  el  porqué,  los  que  vemos  en  pantalla  son  los  últimos  cristeros.

En  un  comunicado  del  Gobierno  que  lee  uno  de  ellos,  por  cierto  extremadamente  joven,  para  andar  en  eso,  nos  enteramos  que  están  en  Durango  en  1935.


El  año  no  concuerda  con  lo  que  sabemos  porque  oficialmente  la  Guerra  Cristera  terminó  en  1929  y  seis  años  después  resulta  ilógico  que  siguieran  combatiendo  contra  el  Gobierno Federal,   más  aún  cuando  el  Presidente  ya  era  Lázaro Cárdenas  del  Río.

Si  se  trata  de  un  hecho  real,  les  faltó  poner  eso  al  final,  el  cual  por  cierto  es  una  parábola  de  Cristo  y  sus  apóstoles,  eso  sí  a  la  mexicana.

Vista  el  miércoles  26  de  septiembre  en  la  Sala  14  del  Cinemex Ticomán,  en  la  primera  función  de  las  12:00junto  con  un  despistado,  es  la  quinta  película  mexicana  de  este  mes  y  la  tercera  que  estrenan  literalmente  al  grito  de:

¡Viva Cristo Rey!

Sin  publicidad  o  cortos  previos

De  cualquier  manera  preferimos  una:

Cinta  intimista  (Abuelo Geno  dixit)

 como:

Los últimos cristeros

a  una  fallida  y  presuntuosa  superproducción  del tipo:

Cristiada.

(1).- Sinopsis oficial de la película

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada