miércoles, 29 de febrero de 2012

EN LAS CÁRCELES MEXICANAS ¿LA VIDA NO VALE NADA? Por Carlos Bernal Romero

Para José Alfredo Jiménez  Sandoval

En las dos escuelas que más he aprendido es el Reclusorio Norte y La Libre
Memorias de un abogado

Con el asesinato de  Pablo Tostado Zamudio (padre del campeón del  mundo Sub 17  Juan Pablo Tostado  Gastelum)  en el  interior de la  penitenciaria  de Culiacán, se  comprobó la  putrefacción del Sistema Carcelario  Mexicano.

En los mal llamados  Ceresos  (Centros de Readaptación Social) de unos 20 años a la  fecha, se dan los siguientes  problemas:

Sobrepoblación, corrupción, tráfico de: armas, drogas, influencias; mezclar asesinos, violadores, secuestradores, con primo delincuentes entre  varios  más.

Con todo lo  arriba  mencionado, las cárceles  no tienen  nada  de readaptación,   mucho  de literalmente de  Escuelas del crimen, donde los  presos  salen  graduados.

Si esto  no  fuera suficiente, en lo que va del  sexenio (Diciembre del 2006/Febrero del 2012), otro  mal  se apoderó de las prisiones  mexicanas:

Asesinatos y masacres  en su  interior

En los últimos  meses esto se ha  vuelto  algo frecuente.  40 muertos por aquí;  10  por allá;  cinco por  acullá; hasta llegar  a  aproximadamente  700  difuntos.

Así  los  hombres y las  mujeres que por alguna razón caen  presosestán  más  preocupados  por  conservar  su  vida  que por los  años  que les  den  de  condena.

Terminaremos el ensayo con esta  afirmación

Cuando van por ti, no te  salva  ni  Dios Padre, 
y  más  en:
Las  Cárceles mexicanas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada