miércoles, 28 de diciembre de 2011

PEDRO ARMENDARIZ PARDO UN ACTOR NATURAL Por Carlos Bernal Romero

                                                                                                      
 No lo puedo negar es mi hijo
Gepeto al hablar de Pinocho

La muerte de Pedro Armendáriz Pardo (6 de abril de 1940, Ciudad de México/26 de diciembre del 2011, Manhattan, Nueva York), nos hizo reflexionar dos puntos.
El primero y a manera de pregunta¿Era válido seguir diciéndole Jr. a los 71 años?
No

   Dejó de ser Pedro Armendáriz Jr. El 18 de junio de 1963, a los 23 años, cuando se suicidó su famoso y legendario padre. Además arquitecto de profesión, fue inteligente y debutó en el cine hasta 1965 en: Los gavilanes negros  de Chano Urueta cuando ya no lo podían comparar con su progenitor.
El segundo, aunque era buen actor de teatro, televisión y sobre todo cine, porque lo hacía de manera natural y no paró de trabajar desde su debut hasta su muerte (1965-2011), durante 46 años ininterrumpidos, con su fallecimiento se está sobre dimensionando su talento.

    La mejor prueba de esto, es que el Presidente de México Felipe Calderón Hinojosa, hizo públicas, sus condolencias para la viuda y los hijos del actor.

   Así aunque no aparecería en ninguna lista de los 10 mejores actores mexicanos de todos los tiempos, se le tiene que reconocer a Pedro Armendáriz varias cualidades.

A pesar que hasta el día de su muerte le pusieron o dijeron Jr.  nunca utilizó la fama de su padre para actuar, es más lo empezó a hacer hasta que había desaparecido.

A partir de 1975 con La pasión según Berenice de Jaime Humberto Hermosillo, hasta Desde dentro (Roberto Valdés 2012), aún en postproducción  se volvió indispensable en el Cine Mexicano.

   Con una presencia agradable; una voz inconfundible, siempre  interpretó apeles y personajes de acuerdo a su edad y no quiso eternizarse como galán, al igual que muchos de sus contemporáneos.

Entonces pongamos las cosas en su real dimensión. No se murió el mejor histrión del espectáculo ni de la cinematografía nacional; sino un:
Actor natural que jamás se metió ni vivió de escándalos

Así es que:
¡Hasta siempre Pedro Armendáriz Pardo (Sin el Jr.)!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada