miércoles, 28 de diciembre de 2011

"Comprender es sentir al otro en su diversidad, pero... ¿CÓMO ENTENDER A QUIEN NO SE QUIERE?" (1)

  A raíz del caso del ex funcionario de SEDESOL, Carlos Talavera Leal, plasmamos una de nuestras lecturas preferidas:

"Diálogo dialógico e imperativo intercultural". 
La obra de Raimon Panikkar (1)

   Este pensador nacido en Barcelona, España, hijo de inmigrante hindú, llega a pensar sobre la interculturalidad a partir de su actividad como sacerdote y filósofo, específicamente a través de su concepción de Dios y su relación con el todo, que él denomina la Realidad.

Para Panikkar Dios está en todo, pero no se agota en el todo, pues lo trasciende. Opuesto a la visión monoteísta de Dios, Panikkar abre al mundo una concepción relacional de Dios que implica la relación indisoluble entre Dios, el hombre y el mundo. (…)

   Para este pensador, la contradicción es un fenómeno del pensamiento racional que al basarse en la distinción como elemento de exclusión categorial impide la comprensión de la totalidad como realidad equívoca y compleja. (…)

 En este sentido, Panikkar propone el concepto de diálogo dialógico que no es más que un diálogo participativo, incluyente y comprometido con el otro sin convergencias finales necesarias, es decir, un diálogo del que se parta de manera conjunta, sintiendo la problemática del otro como propia, pero que no tiene que arrojar necesariamente las mismas respuestas.

Lo diferente no resulta distinción, sino diversidad, pluralidad, la existencia misma. (…)

Para ello, Panikkar propone que la filosofía no sólo sea entendida como el amor a la sabiduría, sino como la sabiduría del amor, concepción que implica la participación de la conciencia intuitiva, mística (no racional) en un ejercicio del pensamiento que aparece sujeto al pensamiento religioso.

Este enfoque sobre el conocimiento y su relación indisoluble con el amor aparece en el pensamiento bíblico y en la escolástica cristiana y es sustituido por la racionalidad moderna en el siglo XVII. 
Su propuesta se centra entonces en el retorno a dicha concepción a-dual, es decir, en la concepción de un pensamiento que vincule al conocimiento con el amor.

   En consecuencia con lo anterior, para Panikkar, el pensamiento sobre el otro nunca podría ser un pensamiento gestado a partir de la diferencia, sino en la semejanza de la diversidad, pues en un pensamiento que entiende a la diversidad como punto de partida de lo semejante, y a lo semejante como premisa infinita de lo diferente. (…)


    En la propuesta de Panikkar, la razón per se (por sí misma) no es excluida de la actividad del pensamiento, sino que forma parte de una forma de conocimiento que no está reñida con otras, por ejemplo, con la intuición o contemplación mística. 

Si uno logra pensar dialógicamente, es decir, integrando todas las formas de pensamiento posibles desde el amor al otro, el pensamiento así gestado, no podrá menos, porque comprender es sentir al otro en su diversidad, pero ¿Cómo entender a quien no se quiere? ha dicho Panikkar...

(1). "Diálogo dialógico e imperativo intercultural". La obra de Raimon Panikkar citado en: Pech Cyntia, et al. Manual de Comunicación Intercultural. Una introducción a sus conceptos, teorías y aplicaciones. Colección de cuadernos de comunicación y cultura. Universidad Autónoma de la Ciudad de México. México 2008. pp. 90-94.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada