jueves, 29 de septiembre de 2011

“SI A LA VIDA; NO AL ABORTO…¿Y DESPUÉS QUE?" por: Carlos Bernal

Para todas las mujeres que al abortar, saben que están haciendo lo mejor por su futuro hijo

Estoy convencido que el abortar es decisión exclusiva de la mujer
Memorias de un no nacido


           Concediendo sin admitir (Abuelo Geno dixit) aceptemos que la vida de un ser humano comienza desde el momento de la concepción y abortar (aún tomando la pastilla del día después) es un crimen (1)

           Entonces estaríamos de acuerdo que para inhibir y hasta asustar a las mujeres embarazadas para que no se lo practiquen,  hay que amenazarlas con meterlas a la cárcel por: homicidio en grado de parentesco.

           ¡Muy bien! que triunfe la vida sobre la muerte y que no asesinen  a un futuro o posible: Capulina,  Beto el Boticario, Cantinflas, Agustín Yáñez (Delgadillo) o Dolores Castro Varela

           Todo perfecto, somos una Sociedad que protege el primer derecho humano (el de la vida) y por lo tanto un país:

           Completamente Humanista

           La pregunta clave es:

           ¿Y después qué?

1.- ¿Quién se encargará de darle ayuda sicológica profesional a una mujer que no quiere tener a su hijo? (Producto no para que no se enojen)

2.- ¿Quién la pagará y la llevará a su consulta mensual con el ginecólogo, para asegurarse que el bebé, nacerá en óptimas y  perfectas condiciones?

3.- ¿Quién le asegurará que estará bien atendida  cuando llegue el momento de dar a luz y tanto ella como el recién nacido estarán sanos y salvos?

           4.- ¿Quién la cuidará  en los (por lo menos) cinco meses postparto para comprobar que tanto madre como hijo, llevan una evolución favorable en todos los sentidos?

           Por último:

       5.- Quién se encargará del futuro del niño para que tenga una educación asegurada por lo menos hasta que termine la Secundaria y si es posible la Preparatoria?

           Como la respuesta a todo esto es:

           Nadie

           Entonces dejemos de pensar y decir:

           ¡Ya te embarazaste; ya te chingaste!

y permitamos que la mujer que lo desee, aborte: libre  y legalmente, para evitar, entonces sí, una vez nacido su hijo, cometa un crimen:

Tirándolo a la basura; masacrándolo, o envenenándolo
para después suicidarse ella.

Después de esta resolución de la retro Suprema Corte de ¿Justicia?  sólo podemos terminar diciendo:

          ¡Bienvenidos de regreso a la Edad Media!


         (1).- ¿Qué es más criminal que una mujer aborte o que una Magistrada (Margarita Beatriz Luna Ramos) vote en contra del aborto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada