viernes, 30 de septiembre de 2011

CAPULINA, LA CHARLA CON EL HOMBRE QUE NOS HIZO LA INFANCIA FELIZ por Fernando Martínez

Con 85 años de vida, 84 películas protagonizadas, 30 años en televisión, giras en todo Estados Unidos y parte de Europa , Gaspar Henaine “Capulina” recuerda sus mejores momentos durante 60 años de trabajo en una entrevista concedida en el año 2004.

Desde su casa en Cuernavaca, el cómico del humorismo blanco, afirmó estar muy satisfecho con su carrera artística, dijo estar cansado sin asegurar que esté retirado del todo.
Capulina habla a los que vivieron su infancia junto a él, y manda un mensaje a las nuevas generaciones en la siguiente conversación.


“Fui casi el inventor del circo con nombre de artista”“

F: Supimos que fue a Estados Unidos, ¿qué hizo por allá?

C: Fui a pasear y a ver a una hermana mía a San Francisco.

F: ¿Ya no se está presentando?

C: No, ahorita no, ya quiero descansar, ya tengo muchos años de estar trabajando, casi 60 años de actor. Desde los 14 años empecé a trabajar, han sido tantas giras, tantas películas y para acabarla de amolar yo fui casi el inventor de poner un circo con nombre de artista El circo de Capulina, ya después de mí ya siguieron varios. Pero yo fui el iniciador.


F: Usted declaró en una entrevista que en E.U. le había ofrecido una propuesta para trabajar en ese país, pero la única condición era negar a su familia.

C: Sí, ya hace tiempo.
Yo tenía un trío que se llamaba los “Trincas” y en esa época el apoderado de Stan Laurel y Oliver Hardy (El Gordo y El Flaco), Jean Brown, llegó al teatro donde nos presentábamos, le gustó mucho mi modo de hablar con la gente, él decía que ya no había cómicos para chamacos en Estados Unidos.

Ya había muerto El Gordo, y hacía falta una figura de ese tipo para los niños, me llevó un contrato a mi camerino, pero el único requisito era que yo no me fuera con mi mujer, y yo como buen católico pensé en la virgen de Guadalupe y dije, ¿Cómo la voy a dejar?. Entonces a mi me dio miedo, pues yo con los “Trincas” no trabajaba para niños.

F: ¿De qué época estamos hablando?

C: No sé, yo tenía 18 años en ese entonces , ahora tengo 76.

F: ¿Qué decía el contrato?

C: Era un contrato para que yo trabajara tres años en Estados Unidos ,dos para aprender perfectamente ingles y uno para empezar a filmar películas.

“Yo nunca pensé trabajar para los niños”

F: ¿Fue accidental o planeado por los americanos de que usted trabajara para los niños?

C: No, eso fue aquí en México. Yo pensaba ¿Cómo voy a trabajar para chamacos?, lo que pasa es que era tan blanco mi humor y mi forma de trabajar y como yo decía cosas como “me chiveo o no lo sé puede ser...” que a los niños se les pegó.
Ya cuando estuve con lo de “Viruta y Capulina” ya todos los chamacos eran míos.


Además era como niño tonto y absorbieron mi personalidad.
Pero yo nunca pensé que mi personaje gustara a los niños.


“No éramos el gordo y el flaco mexicanos”

F: Siempre existió dentro de la crítica que usted y “Viruta” eran la copia de “el gordo y el flaco”

C: No, lo que pasa es que como Viruta era flaco y yo era gordo, se les figuró que podríamos ser el gordo y el flaco mexicanos, pero desgraciadamente no pudimos ser porque tanto el gordo y el flaco eran cómicos allá... y aquí realmente Viruta era el serio.

“Terminamos Viruta y yo porque el éxito ya no era el mismo”

F: ¿Qué es lo que más recuerda de Viruta, le quedó un buen recuerdo?

C: Sí, mira, yo tuve varios compañeros, yo empecé con un cuarteto que se llamó los Estratequicos del Ritmo, uno de mis compañeros es Vicente Garrido, el compositor, luego tuve un trío que se llamó los Trincas, luego tuve la faceta de Viruta y Capulina, entonces con el que más éxito tuve fue con Viruta.


Con viruta duré como 16 años trabajando en películas, programas de televisión.


Viruta y yo, en el año de 1965 terminamos nuestra pareja, terminamos no por pleitos ni nada, sino porque la pareja ya no estaba dando lo que el raiting tan fuerte que tiene la televisión necesitaba, empezamos a bajar a bajar.

Luego empezaron los disgustos que porque ya no había trabajo, nos pagaban menos, comenzaron los alegatos de que tú tienes la culpa, no tú... hasta que me empezaron a contratar a mi solo y por menos dinero. Dije ¿pues que hago? Mi mujer y mis hijos tienen que comer y ni modo a trabajar.


“Muévete Capulina”

F: ¿De dónde nace el nombre de Capulina?

C: Realmente es un chiste de hace muchos años que no te lo puedo contar, pero el final del chiste es ¡muévete capulina¡, capulina es una perrita. En esa época el cuento estaba de moda y estando trabajando con los Trincas, yo bailaba tap y me gritaron desde arriba muévete capulina, yo siempre fui gordo, y la gente se río y aplaudió, a mí me dio tanto coraje que cuando terminé mi función me fui a buscar quien me había gritado.

En aquel entonces me enojé pero ahora si yo encontrara a la persona que me gritó le harían una estatua al señor.

F: ¿Y al fin de cuentas usted tomó la decisión de llamarse así?

C: Sí, ya todos me empezaron a decir así y aprovechando el cuento famoso, me dejé Capulina.

F: ¿Cuántas películas?

C: 84

“La televisión es Big Brother, escándalo, hablar en doble sentido”

F: ¿Qué pasó con el piloto que grabó el año pasado para Televisa?

C: Yo hice un piloto, llevé a mi hijo Toño Moño, su nombre artístico, pero no pasó nada, no contestaron nada del piloto yo creo que ahora no es oportuno un programa de estos en televisión, ya que ahora es Big Brother, escándalos y hablar en doble sentido.

“Yo necesito presentar algo bueno”

F: ¿Siente que ya no hay un espacio para su humor?

C: No es que ya no haya un espacio, lo que pasa es que ha cambiado todo el sistema, además yo ya cumplí con todo mi ciclo de trabajo, me siento bien pero yo necesito presentar algo bueno porque si no la gente se lo come a uno.

F: ¿Entonces ningún proyecto en televisión?

C: No, si yo fuera el dueño de la televisión estaría en ella, pero me conformo con el cariño de la gente, creo que dejé una escuela.
Estoy muy satisfecho gracias a Dios hice lo que quise.

F: ¿cuántos años de matrimonio?

C: 54 años. Me casé el 6 de enero.

F:¿Esta bien de salud?

C: Sí, todos los días me pongo a caminar, me meto a nadar, estoy bien, me siento bien.

F: ¿Capulina tuvo una niñez feliz?

C: Sí, mi padre y mi madre trabajaban, no teníamos dinero ni casa propia, yo comía y no me daba cuenta de muchas cosas.

F: ¿Por qué no han pasado en televisión las repeticiones de sus películas?.

C: Las repeticiones nada más las del “Chavo”, pero las mías no las han sacado, que fueron un exitazo.

“Chespirito es muy egoísta”

F: Roberto Gómez Bolaños le hacia los libretos, cuéntenos ¿cómo se conocieron?

C: Estábamos chamacos, él tiene 74 años yo le llevó dos, él trabajaba en una compañía de publicidad y el se ofreció para escribirme en un programa de radio y de ahí nos conocimos, toda la carrera de Viruta y Capulina estuvo conmigo.

20 peliculas hizo también conmigo yo lo metí a trabajar en ellas.
El es muy egoísta porque siempre que lo entrevistan, yo ya he visto todas sus entrevistas, él no me menciona. No estoy sentido él es mi compadre.


Pero nunca menciona que yo le di la oportunidad de trabajar, no de escribir, él es muy bueno muy talentoso.

F: ¿Qué mensaje le manda a la niñez?

C: Que nada más sean felices y que aprovechen el momento de esa felicidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada