martes, 21 de junio de 2011

“LA MARCELO TOLERANCIA ¿SOLO PA LOS CUATES?” Por Carlos Bernal Romero

Yo sólo tolero a las inmigrantas
El Gobernator
 
     Una de las primeras medidas del gobierno de Marcelo Ebrad Casaubond (2006-2012), fue implementar la llamada Tolerancia cero, recomendada por el ex alcalde de Nueva York Rudolph Giulani el 15 de enero del 2003 al entonces Jefe de Gobierno Andrés Manuel López Obrador. por una módica cantidad de 4.3 millones de dólares y aplicarla en la ahora:
 
     Capital en Movimiento
 
     Según el mismo Giulini con esta medida la delincuencia en la Gran Manzana, se redujo al mínimo y a pesar de que ahí conviven todas las etnias del mundo, a partir de su entrada en vigor, lo hacen (supuestamente) en santa y neyorkina paz.
 
     Costó tan cara la visita relámpago, disfrazada de asesoramiento (cuando Ebrard era el Jefe de Seguridad de la ex Ciudad de la Esperanza), de Don Rudolph, que su Tolerancia cero, tenía que funcionar a chaleco en Marcelandia.
 
     Al principio sí se aplicó casi al pie de la letra y no había tolerancia, para los que perturbaban  o querían perturbar el orden en la:
 
Ciudad Amiga de la Infancia pobre e indigente
 
     Pero cuando al Carnal le pareció que ya había desquitado la Ciudad de Vanguardia lo invertido, la empezó a implementar de una muy perredezca manera, lo que significa:
 
      Marcelo Tolerancia, pero nada más para los cuates, simpatizantes y probables (que no presuntos), votantes para su candidatura presidencial del año 2012.
 
     Y hoy cuatro años y medio después que empezó su mandato, con:
 
Decenas, cientos o miles de personas  (la cantidad es lo de menos) las Organizaciones o grupos de vividores y agitadores profesionales pueden desquiciar a la Ciudad Segura, cada vez que les da la gana y para ellos sí hay tolerancia.
        
 Liga 16 de Septiembre, Movimiento Antorcha Campesina, Grupo Francisco Villa, Sindicato Mexicano de Electricistas, Asamblea de Barrios y demás grupúsculos
 
         Cierran avenidas importantes, sin importar, es más valiéndoles si es hora pico, dándole en la madre a los demás que seguramente tienen cosas que hacer.
 
         Entonces habría que preguntarle a Marcelo, cómo se solita la patente de corso (Doctor Mario Bernal Salinas dixit), para ser inmunes a la Tolerancia cero o se obtiene para adquirir la Marcelo Tolerancia y poner de cabeza a la Ciudad del no pasa nada:
 
         Cada vez que se nos pegue la gana

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada