sábado, 21 de agosto de 2010

MUNICH LA PELÍCULA ¿QUÉ HAY DETRÁS? Por Fernando Martínez


Análisis del contexto de producción del texto.

El director de esta cinta fue Steven Allan Spielberg nació el 18 de Diciembre de 1947 en Cincinnati, estado de Ohio, Estados Unidos, la película “clave” que lo llevó a la fama fue ET: El Extraterrestre.

Steven Spielberg es considerado en todo el mundo el gran director y productor de películas estadounidenses con mayor renombre, fama y poder.

Amblin Entertainment es la productora que Steven Spielberg funda en 1982. Su logotipo es la famosa silueta del vuelo de E.T. y Eliott en bicicleta sobre la luna llena.


En México nadie que haya vivido las décadas 80 y 90 puede olvidar las cintas que “marcaron a toda una generación” y las cuales estuvieron a cargo de la productora de Spielberg, estas fueron:

Quién engañó a Roger Rabbit, en 1988. 
Volver al Futuro, 1985. Volver al futuro II, 1989, Volver al futuro III, 1990. Gremlins,1984. Y Casper, 1995, entre otras.


Nota curiosa 
Spielberg es de ascendencia judía, según el periodista Carlos Bernal Romero, el director se quiso salir de la sala cinematográfica cuando se exhibió La vida es bella, argumentando “que estaban tomando el holocausto en broma”. 

Según Bernal, la esposa de Spielberg lo detuvo para que se quedara, ya que los medios de comunicación podían tomar ese desplante como una muestra de envidia.


Y es que Spielberg ha dirigido películas que tocan el tema de la segunda guerra mundial como: “1941”, que se exhibió en 1979, La lista de Schindler en 1993 y Salvando al soldado Ryan en 1998.

Steven Spielberg es considerado como “el Rey Midas de las películas”, como director realizó varias cintas entre las más vistas están:

Indiana Jones, La guerra de los mundos, La terminal, Atrápame si puedes, Inteligencia artificial, Parque Jurásico. E.T. el extraterrestre y Tiburón en 1975.

Múnich 

Llegó a las salas cinematográficas en el 2005 por Universal Studios y Dream Works, fue nominada en 5 categorías a los premios Óscar

Esta película va dirigida a todo el mundo, en especial al consumidor de Hollywood, es bien sabido que América Latina ocupa un alto lugar en cuanto consumo de películas hollywoodenses.

La película va dirigida en general a todas las personas que gozan de la acción “tipo Rambo”, ofrecida por “la faramalla” de Spielberg. 

En México alcanzó una difusión nacional en todos los consorcios cinematográficos, además que la (desaparecida) cadena de películas Blockbuster la ha difundido para renta y venta en todo México, Estados Unidos, Europa y parte de América Latina.

La película está basada en la novela histórica “Vengeance” del escritor Gerorge Jonas e inspirada en la matanza de 11 miembros del equipo olímpico israelí en la Villa Olímpica de Múnich, Alemania. La historia transcurre en los meses posteriores a la masacre judía de dichas olimpiadas del año 1972.


Spielberg dice en el bonus del DVD que hay tres hechos irrefutables en la historia que la cinta pretende retomar:

1. Mataron a los atletas en Múnich

2. Golda Meir, primera ministra de Israel, tomó la decisión de perseguir a los asesinos de dichos atletas.

3. Que mataron a un buen número de los supuestos responsables

¿Qué Cuenta la historia?

Avner (actor, Eric Bana) es el jefe de un comando del Mossad. 
Este joven se convierte en agente secreto israelí con órdenes de encontrar y asesinar a 11 palestinos, algunos de ellos miembros de la organización terrorista Septiembre Negro, responsables de la muerte de los 11 miembros del equipo olímpico israelí. 

Para ello, tendrá que abandonar a su mujer embarazada, cambiar su identidad y junto a otros agentes, localizar, buscar y matar a las personas que según Israel son responsables de esta matanza.


Para acompañar al protagonista le asignan un equipo terrorista de expertos. 

El director Spielberg fue entrevistado acerca del casting del filme, aseguró que la raza de los actores fue variada:

“Ninguno de los miembros de la película debían parecerse a Eric Bana o entre sí. Así que elegí a un grupo de tipos dispares y extremadamente eclécticos. Diferentes actitudes, acentos de voz, estilos de actuación. Para que la historia fuera creíble Steve debía ser realmente sudafricano; Hans y Carol, alemanés; Robert, francés; y Avner un judío yeke o sea nacido en Alemania pero criado en Israel”.


Sobre su preparación Steven Spielberg dijo que el guionista de Múnich lo ayudo a documentarse para hacer este proyecto lo más imparcial posible. Pese a sus orígenes judíos, el director fue criticado, tanto por la comunidad judía de los Estados Unidos como la comunidad musulmana.

Análisis del contenido del texto

En esta cinta se entrelazan varios temas: la política, el holocausto, el fanatismo por el nacionalismo, la religión, la codicia por el dinero, el lugar territorial que siempre han peleado los judíos, estos temas siempre presentes en la trama.

En esta cinta se notan las siguientes ausencias:

En ningún momento vemos un centro comercial, una universidad, sólo las oficinas de los intelectuales. Tal vez por la trama, pero los estadounidenses no aparecen en esta película, solo son mencionados en los diálogos. 

Aunque la película comienza cuando hombres que hablan inglés (no especifica de qué nacionalidad son) ayudan a brincar la reja de la Villa Olímpica a los palestinos.

Las autoridades alemanas no aparecen, ya que la historia argumenta que el ejerció alemán no puede participar en el combate contra el terrorismo dentro de las olimpiadas de ese país, no especifican por qué.

La película muestra las ciudades de Londres, Nueva York e Italia, muy cosmopolitas, modernas, hasta cierto punto "más civilizadas" y vigiladas por la policía, ya que en la parte del Líbano, que es donde están los últimos 3 de la lista, sí hay disparos de armas en la calle, es decir, en Europa sólo ponen bombas escondidas, en Oriente vemos los disparos muy descarados en la calle.

En la película se menciona a Europa y como no se debe meter con la parte del Este (los rusos), los personajes orientales saben la fuerte distinción de ellos, con los europeos.

Así Steven Spielber puso “el dedo en la llaga”. El debate ético en los guiones se nota, en donde los intelectuales, secuestradores, y demás personajes dan su versión de odio hacia los otros.

Por ejemplo en un dialogo dicen que Israel sigue matando egipcios en Líbano, Palestina y demás países árabes y que los israelitas merecen lo que les acontece.

Durante toda la película los personajes platican de los problemas y diferencias ideológicas de los judíos palestinos y las demás nacionalidades. 

Un ejemplo claro de esto es cuando los terroristas protagónicos por equivocación se encuentran en la misma casa de seguridad con palestinos en Grecia, ahí los israelís se hacen pasar por terroristas de la ETA y comparten por una noche la casa con sus enemigos. 

El musulmán le dice a Avner:

“Los estados árabes se van alzar contra Israel, no les gustan los palestinos, pero odian más a los judíos"

El debate en la cinta se vuelve absurdo como en la vida real, eso logra la película, que el espectador diga: por puro orgullo se están peleando y matando desde hace mucho.

Una institución “buena” que aparece en la cinta de lado oriental es un hospital donde nace la hija de Avner, el protagonista, él quiere mandar a su hija y esposa a Nueva York, le argumenta a su pareja que aún con este exilio siempre será una israelí, la esposa contesta que será en Brooklyn otra judía sin hogar. 


Y es que toda la trama nos muestra a gente de oriente que está por todo el occidente. (Como los judíos en la vida real).

La película justifica el actuar de los poderosos de Israel, la primer ministro, Golda Meir, dice:

“Atrapados y asesinados de nuevo mientras el mundo se divierte con juegos, antorchas, bandas musicales y judíos muertos en Alemania. Y al mundo no le importa nada”.

Un estereotipo que destaca en toda la película sobre los personajes es el fanatismo patriótico, resalta en el personaje de Golda Meir la exaltación de la raza de Israel.

“Aunque otros digan que somos incivilizados debemos demostrarle al mundo otra cosas”.

Múnich muestra a unos israelís muy orgullosos, la primer ministro dice en la película que no fue a los funerales de los atletas asesinados porque fue al de su hermana que murió de cáncer, sin embargo otro de su gabinete dice: "no fue por temor a que la abuchearan".

Pero algunos clichés son reforzados:

1. Los asesinos se besan y se abrazan antes de matar.

2. Vemos la clásica escena del terrorista exaltado, hablando en árabe con una ametralladora, gritando al ver a la policía. 
(Estos dos puntos ya los vi en “Avión Presidencial” con Harrison Ford.)

3. Muestra la codicia por el dinero de parte de los árabes, incluidos a los judíos, europeos se salvan en la trama de ser retratados así.

Si por primera vez alguien de Occidente ve la película, sin estar informado de la realidad, sólo le vendrá a la mente “el 11 de septiembre” y todos los atentados terroristas documentados por la televisión, y sí en este texto cultural hecho por Estados Unidos realmente te convences que el fanatismo patriótico, religioso, ortodoxo de los orientales los lleva a enloquecer hasta matar.

El tema de la religión sigue muy relacionado en cuanto a los árabes se refiere; festejando en un café al aire libre de Italia después de haber asesinado, Avner le dice a uno de sus colegas:

-Avner: “Toma un poco de vino estamos celebrando”.
-Colega: “Los ángeles se regocijan porque los egipcios se ahogaron en el mar rojo…”
-Avner: “No dije: nos estamos regocijando, dije estamos celebrando”.
- Colega: “Y dios les dice: ¿Por qué celebran? Maté a muchos hijos míos”.
(Otro personaje cambia de tema).
- Avner: “No acabaste el cuento, los ángeles le contestan a dios: celebramos pues cuando los demás sepan la suerte de los egipcios captarán tu mensaje”.
- Colega: “¿Qué mensaje?”.
-Otro personaje: “No encabrones a los judíos”


Un aspecto destacado en la película es que muestra mucha “humanidad en los personajes”:

1. Al final el protagonista está parado frente a una vitrina donde se vende una cocina integral, uno de sus informantes le dice que es bella la cocina pero que costosa, pero que es por obtener algo para su familia.

2. La paranoia del protagonista, desgaste emocional, físico se ve en el desenlace, pues no puede dormir, hablar por teléfono, comer, recuerda las bombas en el teléfono, debajo del colchón.

3. Una de las escenas destacadas es que, al querer matar al embajador de Palestina en Londres, se compadecen de su hija, una niña que por error va a contestar el teléfono donde ponen una bomba, los terroristas abortan la misión.

Sólo un personaje palestino demostró preparación intelectual. 
Es el primer asesinado, un escritor palestino que tradujo “Las mil y una noches” al italiano dijo que le atraía la relación entre narrativa y supervivencia.

Interpretación del Texto.

Pese a que Spielberg ha declarado cierta imparcialidad al filmar Múnich, no puede decirse que no le apasione o le enoje todo lo referente a la comunidad Judía , por el simple hecho de escoger esta historia donde los palestinos e Israelís son los más afectados ya revela la intención del director por “alzar la voz” a favor de los semitas.

En Múnich reafirmamos la imagen que tenemos de la comunidad árabe / musulmana. Son unos terroristas, obsesivos, enfermos mentales, vengativos, paranoicos, calculadores, que con tal de defender el orgullo de su patria no les importa matar a inocentes.

En la película, como en la vida real:

¿Qué justificó que los palestinos mataran a sus vecinos israelís?, ¿masacre mediática?, ¿venganza por los infinitos conflictos entre Israel y Palestina?, ¿simple sed de matar al eterno enemigo?, Steven Spielberg dijo al respecto:

No se equivoquen. No estoy atacando a Israel con esta película. 

Éste es un tema muy, muy duro y hemos decidido abordarlo de un modo honesto y sin tapujos, esta película intenta reflejar las políticas que Israel comparte con el resto del mundo y explicar por qué un país siente que su mejor defensa contra cierto tipo de violencia es contraatacar con violencia. 

Intentamos entender esto como cineastas a través de la empatía. Pues no se puede entender la motivación humana sin empatía.

Esta película a mi gusto exalta la violencia y el odio que sienten los dos países orientales, no es una apología del terrorismo, pero puede ser ejemplo mundial a seguir.

Spielberg discutió lo anterior, pero fue, a mi parecer, muy ambiguo en sus declaraciones:


“Esta película no proclama que no se tomen represalias. Al contrario lo que muestra es que responder con represalias que podrían ser las adecuadas no impide que uno deba enfrentarse a cuestiones muy difíciles". 

Yo pregunto: ¿hay represalias que podrían ser las adecuadas?

Más adelante dice:

"Y cuando haya que responder al terrorismo actual lo relevante es la necesidad de actuar cuidadosamente. No quedarnos paralizados ni dejar de actuar” 

Nosotros preguntamos:
¿Cómo responder al terrorismo? ¿Fomenta o no la venganza?).

Por último el director afirmó:

“…Lo que intento con esta película es resaltar algunos dilemas y cuestiones que deben ser debatidas. No intento responderlos…no se trata de un documental, es un relato basado en un hecho histórico verídico. Y no pretende reflejar todo ni ser una representación fiel de lo que pasó exactamente, pues ni el libro de George Jonas queda todo perfectamente claro.”

Así el director justificó que nunca se puede llegar a la verdad, siempre está cierto espectáculo de Hollywood maquillando las películas para hacer las más emocionantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada