miércoles, 16 de agosto de 2017

ONCE COBERTURAS DEL ESPECTÁCULO QUE DISTRAJERON A LA OPINIÓN PÚBLICA Por Mayra Villanueva

El periodismo de espectáculos nace a finales del siglo XVI en Europa, en Francia, cuando en aquella nación la sociedad estaba deprimida por las pestes, la guerra, la crisis económica y fue por ello que la monarquía de esa nación planeó una forma de tener “contento” a su pueblo. 

La familia real decidió que tenían que hacer públicas sus:

“Bodas, bautizos de sus hijos, peleas, divorcios, embarazos, natalicios, entierros, éxitos, fracasos, fiestas, vacaciones, compras de casas, operaciones, enfermedades, sucesos y demás acontecimientos sociales de las capas altas de la sociedad.” (1)
Así la monarquía de esa nación se dio cuenta que podían "distraer" a su pueblo y al mismo tiempo  darles un poco de alegría compartiéndoles sus logros sociales.

Esto es, muy grosso modo el antecedente de “La Prensa del Corazón”, como bien se le conoce en España.
Aquí en México, siempre ha sido un negocio redondo los programas, revistas, o secciones de espectáculos tanto en radio, televisión y prensa escrita. Algunos de estas emisiones no serían un éxito sin el Star-system (2) que fue logrando nuestro país a lo largo de ocho décadas con la llegada y auge del Cine de Oro Nacional; con el éxito de la radio, en especial con la XEW,  y por último, con la gran industria del entretenimiento que creó gracias al imperio de Televisa a partir de la década de los 70.

Tras el escándalo, que ahora, (agosto 2017), se presentó porque el cantante de música norteña Julión Álvarez y el capitán de la selección mexicana, Rafael Márquez, aparecen, en el registro del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, con vínculos con narcotraficantes y lavado de dinero; los medios de comunicación y la opinión pública se voltearon completamente a dar todo su tiempo y energías a la cobertura de estas dos figuras.

Para los tuiteros, hay de dos sopas; o el cantante Julión Álvarez y el futbolista Rafael Márquez son inocentes, o es "una cortina de humo" para calmar el enojo social por la corrupción de los gobernadores priistas César Duarte Jáquez y Javier Duarte de Ochoa.

Según el diccionario de la lengua española, la palabra "Distraer" se define como:

  1. Divertir, entretener, recrear. 
  2. Apartar la atención de alguien de una cosa, pensamiento o preocupación.

No es la primera vez que la sociedad mexicana se ve "entretenida" por alguna noticia que incumbe a los famosos. 

Nosotros hicimos un recuento de los escándalos y sucesos del espectáculo que han “distraído” a la opinión pública:

1. El Caso Trevi-Andrade

Por más de 6 años este fue uno de los escándalos del mundo de la música que acaparó grandes tiempos y espacios en radio, tele, y prensa escrita. 

Los programas de chismes se hicieron ricos con la cobertura de la supuesta red de trata de personas que encabezó “el pervertido” Sergio Andrade, gracias a la ambición e ignorancia de los padres de las niñas para las cuales Andrade reclutaba.

Una cobertura En Vivo al fallo de un Juez en Ciudad Juárez Chihuahua, fue el culmen de un linchamiento mediático y social que entretuvo a millones de personas, no sólo en México, sino en los demás países donde Gloria de los Ángeles Treviño Ruiz fue famosa

2.La Boda de Lucero y su traspié con la prensa

El caso de Lucero es digno de una tesis de licenciatura, maestría o doctorado (ignoro si la hay).

El 18 de enero de 1997, la niña que México vio crecer; “La Chispita” y en ese entonces “La Novia de América”, contrajo matrimonio con el también cantante Manuel Mijares.

La boda de la pareja fue transmitida en vivo a través de la señal de Canal 2 de Televisa a nivel nacional y por las señales internacionales de Galavisión Europa y Estados Unidos

Desde el Colegio de las Vizcaínas y con la bendición del Cardenal Norberto Rivera Carrera, Televisa le apostó y ganó. 

Este acontecimiento, pagado por la propia Televisa a su artista exclusiva, rompió todos los records de audiencia y con ellos todos los records en el imaginario colectivo de este país.

La mujer que se identificó con “nuestros parientes pobres”, le llevó flores a la virgencita, y aunque nosotros no fuimos invitados a la fiesta, la televisora logró que todo el pópulo se sintiera parte de este evento social. Más de seis horas ininterrumpidas de transmisión hicieron que un sábado cualquiera se convirtiera en uno “no tan común”. 

La Boda Lucero-Mijares sirvió para que todo un país, que venía muy herido, y yo diría devastado, por un Gobierno priista que hundió a su pueblo en una crisis económica y que continuaba frustrado porque el candidato Luis Donaldo Colosio nunca llegó a la presidencia, se sintiera un día feliz y entretenido, como se sienten todos los que acuden a la unión sacramental de algún pariente. 

Nos ligamos con Lucero hasta el año 2004, donde el tiempo pone a cada uno en su lugar. Y vaya que el tiempo le comprobó a la misma actriz (y a la sociedad) que ya no podía sostener esa imagen de niña tierna, bonita, “buena onda”, que siempre la caracterizó.

Lucero, “de la vieja escuela de Televisa”, como Paco Malgesto y Raúl Velasco mostraron “una cara falsa”, feliz e hipócrita a sus televidentes.

Lucero Hogaza León siempre sonreía a la cámara, ya sea para decir “aquí estoy”, “son las tres de la tarde” o “pásame la sal”. No la culpamos, era la única forma de sobresalir en su tiempo.

La farsa se acabó cuando también el periodismo de espectáculos se transformó. 

En el año 2003, los chacales (Odiseo Bichir dixit) la esperaron a que terminará de actuar en la obra musical “Regina”, al amontonarse todos los representantes de los medios de comunicación bajo el escenario del teatro todo se salió de control porque uno de sus escoltas echó a un guardaespaldas hacia la prensa, como los antiguos cristianos eran lanzados a los leones en el circo romano. 

Lo que ocurrió ya lo sabemos todos: En una conferencia de prensa, la cantante se negó a ofrecer disculpas a la prensa y todo resultó en un pleito de vecindad porque la actriz y cantante además “ya estaba hasta la madre” que los periodistas se metieran con ella y su madre.

Hoy, hasta el momento que redactamos este escrito, Lucero está auto-exiliada de México, porque después llegaría twitter y Facebook a lincharla por caza de animales y por un video-escándalo con su madre.

3. El caso Kalimba

El 24 de diciembre de 2010, la Procuraduría General de Justicia del Estado de Quintana Roo dio a conocer que el cantante enfrentaba una denuncia por violación a dos menores de edad.

Morbo, gran expectación, horas de cobertura especial en noticieros, parodias y chistes provocó este escándalo. 

Todo terminó en la absolución del cantante y en que Daiana Guzmán, quien acusara de abuso sexual a Kalimba, posara para en la revista Playboy México. Solo quería atención y ser famosa.

4. El Caso Alejandra Guzmán- Valentina de Albornoz.

Este caso se justifica desde un análisis sociológico de quién es Alejandra Guzmán; porque La Guzmán representa para la idiosincrasia del mexicano mucho más que sólo una “artista de chismes”.

Alejandra Guzmán Pinal es hija del cantante de rock y de la diva del Cine Mexicano ¡de esa fusión se creó una bomba! Ella nació en el escenario y lo que pase con sus nalgas no es únicamente de la incumbencia de portadas y encabezados. La hija de Silvia Pinal está ya inmersa en el imaginario nacional. No podemos juzgar el caso como cualquiera.

En resumen, la cosmetóloga Valentina de Albornoz provocó en Alejandra Guzmán una infección en sus glúteos que la llevó al hospital. De ahí la costemetóloga fue llevada presa y la vida de la cantante estuvo en peligro. Todo México estuvo al pendiente del desenlace aun cuando sucedió en temporada de fin de año, todo un fenómeno si se sabe que en estas fechas la gente “descuida” las noticias.

5. El caso Niurka Marcos- Juan Osorio

Este caso, como el de Kalimba, Alejandra Guzmán; fue tan impactante para los que consumen prensa de espectáculos, que en diciembre en temporadas de vacaciones, la noticia rodó como bomba. Ya muchas redacciones estaban vacías y la única que decidió permanecer en guardia fue el programa de Televisa “La Oreja”.

La cubana era poco conocida por sus participaciones mediocres en las telenovelas de su marido, pero el que ella “le haya puesto el cuerno” con uno de sus actores de reparto fue, redituable para la programas de chismes como para la propia Marcos.

Como en toda sociedad machista, Niurka Marcos quedó como “la puta”, pero ella lo supo aprovechar muy bien. La gran exposición ante los medios la llevó a encontrar grandes oportunidades de trabajo en México y Estados Unidos y el protagónico de la obra de teatro “Aventurera”.

6. El caso Carmen Campuzano

Nadie sabía quién era Carmen Campuzano; Fue en especial la revista TV Notas quien dio la noticia de que la exnovia de Andrés García estaba en el hospital en estado de coma con diversas fracturas en todo su cuerpo a causa de un atropellamiento. Los programas de chismes en televisión; “Ventaneando” y “La Oreja” se encargaron de retomar el caso, y de ahí ya no hubo vuelta para atrás.

Las tragedias de Carmen Campuzano fueron motivo de una cobertura “noticiosa” de 24 horas. La exmodelo fue exhibida como una víctima de sus adicciones y en dos ocasiones Campuzano hizo reventar los niveles de audiencia:

La primera y más importante fue en octubre del año 2002 que en vivo las dos televisoras más importantes del país se pelearon al aire por una exclusiva con ella.

La segunda fue cuando se transmitió en vivo como por la fuerza llevaron a Carmen Campuzano a una clínica de desintoxicación de drogas.

Con el tiempo la prensa cansó a la tele-audiencia y hoy ya nadie habla de ella.

7. El caso Fabián Lavalle 

Ya estaba el auge del internet y Fabián Lavalle, mejor conocido como Fabiruchis fue protagonista de un circo que a todos los mexicanos impactó. 

Con gran cobertura de conferencia de prensa, su salida del hospital, sus declaraciones fue lo que le siguió después de que Lavalle fuera golpeado por un sexo-servidor, quien después destaparía nombres de quiénes son los famosos a los que también había dado sus servicios. (Edgar Vivar, “el señor barriga”; y a los hijos de la cantante Lupita D´Alessio; Ernesto y Jorge.

Desde que Fabiruchis fuera golpeado por su sexo-servidor por no pagar, puso de moda muchos chistes y hasta una frase que permanecería ya en el vocabulario de los mexicanos “ir por chicas buena onda”.

8. La muerte de Jenni Rivera 

Janney Dolores Rivera Saavedra estaba al aire (no me burlo) en el día de su muerte. Ella era parte de los jurados del exitoso programa “La Voz México” cuando ya no llegó a la grabación en las instalaciones de Televisa San angel.

En un domingo del 9 de diciembre del año 2012, las redacciones de noticias de muchas partes del mundo se levantaron de su día de descanso para averiguar qué había pasado con el avión privado que desapareció de los radares en la madrugada.

En México, se interrumpió la programación del canal más importante (Canal 2)  para dar a conocer que el avión de Rivera nunca llegó a su destino. Joaquín López Dóriga en Televisa se llevaría la exclusiva de la muerte de la cantante y el impacto mediático del accidente.

9. El caso Chapoy 

Durante muchos días la opinión pública estuvo distraída por la persecución pública de la empresa de medios Televisa para atrapar a Patricia Chapoy Acevedo, mejor conocida como Pati Chapoy  por supuestamente violar la Ley de Derechos de Autor.

TV Azteca, la empresa a la cual pertenece Chapoy Acevedo supo aprovechar muy bien esta situación, y retrató la Chapoy como el David que peleaba ante el gigante de los medios Goliat.

Pati Chapoy es digna alumna de Raúl Velasco, quien sabía mover los ratings y ganarse a la opinión pública con una sola acción: llorar.

La directora del departamento de espectáculos de TV Azteca hizo lo que siempre le da rating a cualquier conductor: LLORAR EN TELEVISIÓN. No importa si no tienes la razón, no importa si vas perdiendo, TÚ LLORA. Esa es la consigna hacia todo aquel que quiere la atención del público y desea manipularlo para que crea en su palabra. 

El magnate de Grupo Salinas, Ricardo Benjamín Salinas Pliego hasta le proporcionó un helicóptero a su lame-huevos profesional para que pareciera que estaba siendo víctima de una persecución injusta con la complicidad Televisa-Gobierno.

Siempre quedó la duda si realmente Chapoy estaba dentro de su hogar cuando un operativo de patrullas y policías se la querían llevar a declarar.

En ese entonces, como en muchos otros casos, TV Azteca supo presionar a las autoridades más que Televisa, pues Televisa venía de una fuerte crisis de credibilidad ante la opinión pública.

10. La muerte de Juan Gabriel

Como nunca, las dos televisoras más importantes del país desplegaron todos sus esfuerzos; infrastructura y personal para cubrir la muerte de Alberto Aguilera Valadez.

La serie autobiográfica de Aguilera Valadez estaba por terminar como lo que sería un presagio en que en ese mismo día llegó también el final de la vida del canta-autor más querido de México. 

Aquí no fueron días, sino semanas en la cobertura especial de su muerte, traslado a México de sus restos, homenaje, herencia, ADN y el destape de sus hijos procreados.

Como en el caso de Jenni Rivera, Juan Gabriel sacó a muchos de su carne asada dominical (léase Nicolás Álvarado), y transformó un domingo cualquiera en un fin de semana que todos los mexicanos. 

11. El caso Paco Stanley 

En el verano de 1999 No había el auge de celulares de ahora, el internet comenzaba y las personas no estábamos tan conectadas, sin embargo, todo México se enteró en las calles, plazas, escuelas, oficinas que al medio día en el periférico de la Ciudad de México habían asesinado al presentador de televisión Francisco Stanley Albaitero.

Lo que ocurrió después, ya lo sabemos todos, año y medio de cobertura de los presuntos responsables de la muerte de Paco, libros publicados, una televisora linchando al gobierno capitalino y una sociedad en medio del fuego cruzado.

Si se les ocurre otro caso para agregarlo a la lista es bienvenido. Terminamos con una reflexión:

“Ya no existe esa “plaza del pueblo” donde se juntaban los grupos de amigos para contarse las intimidades de los demás. Ahora, ese ejercicio lo hacemos a través de los medios de comunicación: la televisión y las revistas son esa “plaza del pueblo”, y los habitantes de ese pueblo son los personajes del corazón, públicos y comunes a través de los medios para toda una sociedad de masas.”(4)

Fuentes

(1) PRENSA DEL CORAZÓN: LOS SECRETOS DE SU ÉXITO
Gabriel Sánchez. En La verdad no vende
Fecha de publicación: 1 de marzo del 2015

(2) Star system: expresión inglesa traducible por "sistema de estrellato" o "sistema de las estrellas") era el sistema de contratación de actores en exclusividad y a largo plazo utilizado por los estudios de Hollywood en la denominada época dorada de Hollywood para asegurarse el éxito de sus películas.

(3) Las 5 metidas de pata de Lucero que dañaron su imagen
La opinión. Por Carolina Pinto. 
Fecha de publicación: 9 de enero del 2014

(4) Óp. Cit

(5) Fotos y videos tomados de internet
Última fecha de consulta: 16 de agosto 2017

viernes, 11 de agosto de 2017

jueves, 10 de agosto de 2017

¿CUÁL ES LA CANCIÓN DE LA GIRA 90´S POP TOUR QUE RECOGE LA ESCENCIA DE LOS AÑOS 90? Por Manuel Adame

Haciendo un análisis antropológico del fenómeno nostálgico de los reencuentros, nos remontamos a la gira 90´S POP TOUR donde tenemos bases para asegurar que la canción y actuación que retoma toda la década de los ´90 es:

“Pensando en esa chica” del grupo The Sacados.



¿Por qué si esta canción fue muy poco conocida? Porque hubiera sido el tema “Más de lo que te imaginas”, pero lo arruinaron al meter tantas voces. Metieron las voces de las integrantes de OV7, ellas son buenas pero no es su esencia cantar un tema del grupo argentino. En cambio “las voces oficiales” de The Sacados siempre estuvieron en la memoria colectiva de los poperos y poperas. 

Con “Pensando en esa Chica”, Litzy Vanya Domínguez Balderas entró al quite; Litzy no ensució la versión original, Litzy entendió muy bien el concepto de la onda The Sacados.

Con la exintegrante del grupo Jeans el tema musical va in crescendo (1) , va para arriba y jamás va a la baja. Litzy no arruinó la rola, ella tiene toda la actitud, y no se luce ella, luce la canción.

Todo lo contrario pasó con el tema de “Pensando en esa chica”, donde “se oye más a OV7” y además las morras intentaron hacerse las sexys, y obvio, jamás las dos integrantes de The Sacados abusaron de ese recurso, nunca fue el propósito de ese concepto musical.

Y YA ENCARRERADO EL RATÓN…

Y ya que estamos encarrerados, hacemos una mención a la gira encabezada por Ari Boroboy y le reconocemos que por lo menos en la Ciudad de México dieron un gran espectáculo en La Arena CDMX. Con un escenario de 360 grados y un buen repertorio de canciones que sobretodo tienen arriba del escenario a los cantantes y grupos íconos de la década que hizo brillar al Pop.

Los años 60´ fueron del Rock and Roll, los 90´ le pertenecieron al Pop.

Fue en el programa de televisión "Ventaneando" donde un alto ejecutivo de una disquera criticó a la gira que produce Ari Boroboy por ser “lo mismo que un concierto de estación radial”. Y sí, tal vez 90´S POP TOUR es muy parecido a ir a un concierto de EXA FM o Los 40 Principales, pero en esta ocasión debemos reconocer que se le metió una gran cantidad de dinero, se invirtieron en luces, escenario, micrófonos, vestuario. La producción se nota de calidad al contrario de la otra gira, su competencia, “Únete a la fiesta” porque en esta última se ve una pobreza que hasta tuvieron que salir a explicarle a la prensa que su propuesta “es minimalista”.

Bien por Ari Boroby, la mente de todos estos proyectos, el niño se convirtió en “el Rey Midas” de los reencuentros y Televisa lo sabe. No por nada lo amenazaron (Televisa- Ocesa) con que se asociaba con ellos o  ellos organizarían su propia gira (2)

(1) In crescendo: En la Música es el aumentando poco a poco la intensidad del sonido.
Ejemplo: “la pieza musical acaba in crescendo”

Se aplica a lo que avanza progresivamente de modo cada vez más rápido o más intenso.
Por ejemplo: “continúa in crescendo la destrucción de empleo”

(2) "Se reparten el legado del Pop". Por Cristina Pineda. Periódico El Universal
Fecha de publicación: 10 de marzo 2017
Encontrado en:
Última Consulta: 10 de agosto del 2017

Programa Ventaneando. 30 de marzo 2017
Fecha de la última consulta: 10 de agosto 2017


EL FENÓMENO ENRIQUE IGLESIAS QUE NO LO TIENE NI OBAMA Por Gianfranco Fuscaldo Albino


Su voz está más ecualizada que una película de La Guerra de las Galaxias. Pero Enrique Iglesias al salir a la escena musical tenía todo, todo para ganar, y así lo hizo.

Su fórmula funcionó. El ser hijo del cantante Julio Iglesias no fue para él un estorbo, al contrario fue una cualidad que lo catapultó a la fama. Su belleza fue otro gran importante ingrediente, pero de ahí, todo dependió de él. 

Fue así, que Enrique Iglesias Preysler salió al mercado musical en el año 1993 al firmar un contrato con la entonces disquera Fonovisa, propiedad de Televisa. Y entró con tubo a la internacionalización por la única puerta que le daría a Latinoamérica y a Estados Unidos juntos; México.

El único camino, entonces posible por recorrer, era Raúl Velasco, Siempre en Domingo, Televisa y México. En ese orden.

Fey, Riky Martín y Enrique Iglesias fueron de los últimos lanzamientos del todopoderoso Velasco.

La gente que manejaba al hijo de Julio Iglesias hizo de todo para posicionar al cantante de “Experiencia Religiosa”:

Unos cuantos programas de variedades, revistas, temas para las telenovelas, presentaciones de conciertos, eventos para las radiodifusoras y, poco a poco, se fue metiendo al mercado de la Unión Americana.

Dejo las baladas y su imagen de “niño fresa romántico” para darle paso al Pop-Dance en inglés con su tema I like it. Su dueto con Pitbull le resultó, porque solo así llegó al puesto número uno de billboard, algo que él solo jamás hubiera podido hacer. Fue en el año 2010 cuando Enrique Iglesias alcanzó la cúspide del éxito y de ahí ya no habría retorno.

Acusado varias veces de “no cantar”, Iglesias no tiene la gran voz pero sí un gran físico, una masculinidad muy peculiar, un  lunar que no habíamos visto más que a Alberto Vázquez y una voz un poco aguarrienta que Ana Gabriel y Chabela Vargas también le ha gustado a un público poco exigente.

Enrique Iglesias Preysler tiene todo en la vida; cuerpo, cara, dinero, éxito, una novia bonita, viajes y un largo etcétera que ya quisiera Obama.